Amarillamiento de las hojas de maíz

Cuando las hojas del maíz joven toman un color amarillo palido o verde claro, con tallos delgados y se tardan en florecer, puede ser que haya deficiencia de nitrógeno. Las plantas más avanzadas exhiben un amarillamiento en forma de una V hacia la punta de las hojas, los síntomas se ven primero en las hojas viejas, y las puntas y los nervios centrales eventualmente senescen.

Deficiencia de potasio
Deficiencia de potasio

Hojas con un tono verde claro o con rayas amarillas pueden indicar deficiencia de potasio. El color amarillo o “quemado” de los bordes de las hojas, se ven primero en las hojas más bajas, y se desarrollará a necrosis. En plantas más viejas las puntas de las hojas y los márgenes terminarán marchitados y de color marrón. Hojas más viejas que desarrollan clorosis intravenosa pueden mostrar síntomas de deficiencia de magnesio.

Plantas con deficiencia de azufre resultan atrofiadas con hojas de color verde pálido a amarillo. Las hojas se ven luego con las venas de color amarillo. Hojas más abajo pueden mantenerse verdes, a diferencia de carencia de nitrógeno donde son las primeras en ponerse amarillas.

Si el crecimiento se reduce y se ve una clorosis característica entre las venas de las hojas más jóvenes, es muy probable que la planta tenga deficiencia de hierro.

Zinc, carencia
Deficiencia de zinc

La apariencia de una raya clorótica de color verde/amarillo por la base de la hoja o a cada lado de la vena central, podrá ser una señal de una deficiencia de zinc. La floración y la maduración se retrasa, así disminuyendo el rendimiento. Deficiencia de zinc aumenta en suelos calcáreo con pH elevado y altos niveles de fósforo. De todos los micronutrientes, el zinc es el que más probable se requiere en el cultivo del maíz, y las deficiencias normalmente se detectan entre las etapas de desarrollo V2 y V8.

Si las plantas tienen deficiencia de cobre, las hojas jóvenes se ven amarillas o de un verde claro, y más tarde las mismas hojas se enrollan y la punta se marchitan, se vuelven blanco/grises y finalmente se mueren.

Con deficiencia severa de manganeso, hojas jóvenes y medianos tendrán rayas uniformes de color blanco/amarillo en la sección central de la hoja. Esas rayas se vuelven necróticas y el tejido muerto se cae de la hoja. Los síntomas son similares a los del hierro, y se precisa hacer un análisis foliar para confirmar de cual deficiencia se trata. La deficiencia de manganeso normalmente se muestra en suelos tropicales muy lixiviados, sobre todo donde haya buena ventilación del suelo.

Fertilizantes de Yara recomendados para maíz