Incrementar el nivel energético del maíz forrajero

Nitrógeno

Nitrógeno - Rendimiento y proteinas

Los niveles de aplicación tienen que ser sumamente altos para maximizar el crecimiento y a la vez asegurar una buena asimilación en tanto maíz para grano como los cultivos destinados a ensilaje. 

No obstante, demasiado nitrógeno puede estimular a un excesivo desarrollo foliar, así aumentando la relación entre hoja/tallo y el grano, dando como resultado una baja en el contenido de almidón y las cosechas en general pueden sufrir.

Fósforo

Fósforo y calidad

La absorción de fósforo del suelo continuará después de que los granos empiezan a desarrollarse, y al madurarse hasta 70 por cien del fósforo en la planta se encontrará dentro del grano. Una vez en el grano tendrá un efecto directo en el contenido proteico del maíz. En etapas más avanzadas de crecimiento, el fósforo da un fuerte impulso al desarrollo del grano y acelerará la maduración del cultivo.

Potasio

Potasio y Calidad

El suministro de potasio aumenta el contenido protéico crudo del maíz forrajero. Hay una evidencia de que el boro aumenta el contenido de almidón de maíz forrajero, así aumentando el contenido energético del mismo.

Zinc 

El zinc es un componente esencial de las enzimas involucradas en el metabolismo de carbohidratos y la síntesis de proteínas. Por eso, un bajo suministro de zinc reducirá crecimiento y el contenido de almidón del maíz. 

Boro

Boro foliar, rendimiento y calidad

Hay evidencias de que el boro aumenta el rendimiento general y el contenido de almidón en el maíz forrajero. Aplicaciones foliares hechas en la etapa de desarrollo V5 y V6, una vez que haya una cobertura foliar significante, mejorará los rendimientos en cultivos con deficiencias. 

Fertilizantes de Yara recomendadas para el maíz