Los fertilizantes minerales y seguridad

Nuevo conocimiento químico y nueva legislatura pueden resultar en que los fertilizantes fosfatados que contienen nitrato de amónio y otros ingredientes pueden ser clasificados. Estos productos podrán ser clasificados como peligrosos para humanos y el medio ambiente.

Varios accidentes han ocurrido por culpa de fertilizantes a base de nitrato de amonio a través de los años, y han tenido su efecto en las legislaciones de transporte, almacenaje y manejo. Descomposición durante transporte y en almacenaje de fertilizantes ha causado liberación de gases tóxicos y situaciones peligrosas. 03.1 IMAGE Front page Safety

Las Naciones Unidas han publicado el “Sistema Globalmente Armonizado de clasificación y etiquetado de productos químicos (SGA)”. SGA está armonizado con las “Recomendaciones relativas al transporte de mercancías peligrosas – Reglamentación modelo”, referente a métodos para ensayos de identificación de peligros. En Europa se ha adaptado una version europea de SGA y se ha publicado la Clasificación y etiquetado de productos (Clasification and Labeling of Products - CLP).

Las recomendaciones internacionales de las Naciones Unidas Recomendaciones relativas al transporte de mercancías peligrosas ha sido adaptado en la legislación internacional de transporte de fertilizantes por IMO(transporte marítimo), ADR (carretera), RID (ferrocarril), ADN(R) (barcazas) e IATA (aire). Reglamentos nacionales y locales aplican para el almacenaje de fertilizantes. Las directrices de SEVESO da orientación de volúmenes de almacenaje y evaluación de riesgo para productos peligrosos.

Seguridad por tipo de fertilizante

Nitrato de amonio (Fertilizantes de alto contenido de nitratos)

AN33.5 se clasifica como un oxidante (Clase 5.1) por las Naciones Unidas por su alto contenido de nitrato de amonio. Las autoridades nacionales proporcionan reglamentos especiales sobre su almacenaje. Fertilizantes a base de nitrato de amonio de Yara pasa la prueba de resistencia a la detonabilidad, y tienen una resistencia contra detonaciones muy alta. Si un fertilizante ensacado está en un incendio, los sacos se podrán fundir y romperse, pero eso tendrá efectos insignificantes sobre el incendio en si.

Manejo de producto derramado y rechazado que contiene nitrato de amonio

Derrames desde cintas transportadoras o sacos deben de ser levantados rápidamente, tratados y vendidos como producto normal si no se haya contaminado y aún cumple con los requerimientos de regulaciones de fertilizantes. 15 IMAGE fertilizer bags De lo contrario, el material tiene que ser disuelto y hecho inerte.

Si está muy contaminado, habrá que tratarlo como desecho y material peligroso para ser tratado de acuerdo a legislación local. A demás de los reglamentos de CLP en Europa, el almacenaje de fertilizante conteniendo nitrato de amonio están bajo regulaciones de los directrices de COMAH (Seveso).

Algunos países europeos como Alemania y Francia tienen leyes nacionales, TRGS en Alemania y Code de l’environment en Francia que controlan el almacenaje de estos productos. Este tipo de reglamentos nacionales se vuelven más comunes, y se precisa averigualos localmente.

Nitrato de amonio en los NPK

El nitrato de amonio en fertilizantes NPK puede descomponerse con temperaturas altas. Reacciones exotérmicas causan una liberación de calor y gases del fertilizante después un periodo inicial de disminución de pH. La velocidad de descomposición acelera bajo la presencia de cloro, material orgánico o algunos iones metálicos, sobre todo cobre (Cu2+). La velocidad de descomposición disminuye con la presencia de fosfatos, material carbonoso y pH alto. 

Algunos fertilizantes NPK a base de nitrato de amonio exhiben características de autodescomposición. La autodescomposición puede ser iniciada por un calentamiento accidental (>120°C) en algunos fertilizantes. Una descomposición de esta naturaleza continuará después de eliminar la fuente de calor, y puede ser muy difícil de extinguir. La descomposición normalmente no es peligrosa en si, pero los gases que emite contienen componentes tóxicos (por ejemplo Cl2, HCl, NOx).

Nitrato de calcio

Fertilizantes con nitrato de calcio contienen aproximadamente 15% agua cristalina que minimiza las propiedades oxidantes del producto. Fertilizantes a base de amonio cálcico de ácido nítrico se clasifican en GHS/CLP como “Tóxico agudo, 4 H302, Dañino/irritante para los ojos, H318”. Los sacos del producto están etiquetados de acuerdo con las regulaciones químicas apropiadas. No se ha registrado ningún accidente grave con fertilizantes conteniendo nitrato de calcio.

Productos con urea

Productos con urea no han sido clasificados como peligrosos de acuerdo con (EC No. 1272/2008, CPL) y los reglamentos de transporte de Naciones Unidas, pero son potencialmente peligrosos porque pueden emitir amoníaco al exponerlos a calor fuerte. La urea no debe de mezclarse con otros químicos, mezclándolo con ácido nítrico puede ser particularmente peligroso.

Prevenir mal uso de fertilizantes

Edificios y los áreas para almacenaje y manejo de fertilizantes deben de ser asegurados para evitar que gente sin autorización se meta. Fertilizantes a base de nitrato de amonio u otros nitratos podrán ser usados para producir explosivos, algo que se ha visto en varios ataques por el mundo.13.1 IMAGE Lock Por eso la disponibilidad de productos de esta naturaleza está restringida por ley. Fertilizantes minerales con más de 16% de nitrato de amonio no se encuentran disponibles al público en general. Solo agricultores u otros usuarios profesionales tienen acceso a productos de este tipo. (Reglamento de UE 1907/2006, REACH). 

Una regla de oro es que si tanto el nitrato (NO3-N) y la concentración de amonio (NH4-N) está a 8% o más alto, el producto contiene más de 16% de nitrógeno en forma de nitrato de amónio.

Consejos sencillos para evitar crimen: 

  • Almacena los fertilizantes minerales en locales bien cerrados. 
  • El material que tiene que ser almacenado en el exterior tiene que cubrirse. 
  • Controla con frecuencia que no falte producto, por ejemplo por causa de robo. 
No vender fertilizante a personas sin estar seguro de que sean profesionales.