Yara N-Tester™

El N-Tester™ es una herramienta portátil que permite tomar mediciones rapidas y faciles en un cultivo en pleno desarrollo para establecer los requerimientos exactos de nitrógeno.

Yara N-Tester

Esto facilita recomendaciones rápidas y exactas para ayudarte a afinar la aplicación de fertilizantes durante la temporada de desarrollo de la planta. Puede resultar en recomendaciones más exactas, así mejorando las ganancias y minimizar los efectos al medio ambiente. 

¡Pregúntale a tu cultivo! 

El estado nutricional de las plantas determina la cantidad y el tiempo de aplicar fertilizante. Con el N-Tester, es posible identificar los requerimientos de nitrógeno de las plantas directamente en el campo en manera fácil, segura y rápida. La demanda de nitrógeno nunca es constante, y varía considerablemente de un año para otro y de un campo a otro.

Dividiendo las fertilizaciones de nitrógeno en una o dos partes, lo hace posible optimizar las tasas de nitrógeno de acuerdo con las necesidades del cultivo en cualquier campo y en el año que sea. Un análisis con el N-Tester da información valiosa sobre el estado nutritivo actual de la planta. En cereales puede calcularse, basándose en esta medición, la fertilización nitrogenada óptima durante el encañado y espigado. 

El uso del N-Tester asegura tu éxito económico. 

Se efectuó una serie de ensayos de campo para evaluar la ventaja de usar el N-Tester para ajustar las aplicaciones nitrogenadas. Aplicar el nivel correcto de nitrógeno a un cultivo de cereales puede tener beneficios significantes tanto en el rendimiento como en la calidad del grano. Asegurar el contenido de proteínas en el grano cumple con las especificaciones de los compradores, y puede tener un impacto importante en las ganancias. Ensayos mostraron que emplear el N-Tester puede dar un aumento en el contenido protéico. 

¿Cómo funciona el N-Tester

El N-Tester funciona midiendo el contenido de clorofila en la hoja, como esta se relaciona con el estado nitrogenado de la planta. El punto de medir debe de estar en el centro de la lámina de las hojas más jóvenes pero totalmente desarrolladas. Treinta mediciones al azar por todo el campo, tomadas en un patrón de “W”, da un valor promedio que luego indica la cantidad de nitrógeno requerida por el cultivo.

Derivar de esto una recomendación de fertilizante solo será posible si ningún otro nutriente es el factor limitante en el cultivo. Las mediciones del N-Tester se afectan de la variedad y la etapa de crecimiento y por esta razón, el N-Tester tiene que ser calibrado para tomar en cuenta estos variables. Pregúntale a tu agrónomo de Yara local para apoyarte con la calibración y darte las recomendaciones de fertilización basadas en las mediciones de tu N-Tester

Ensayos en Francia

  • Más de 240 ensayos en cereales 
  • Incremento en contenido de proteínas de 0,3% 
  • Incremento en el rendimiento de 120 kg/ha 
  • Rendimiento adicional lleva a un margen bruto de más de 18€/ha (costo de aplicación deducido).