El medio ambiente

El conocimiento y las soluciones de Yara pueden contribuir a mitigar los efectos negativos al medio ambiente de la agricultura y otras actividades humanas, sobre todo emisiones dañinas al aire y el agua. 

Medio ambiente

Yara enfoca mucho en el desafío global del cambio climático y la protección al medio ambiente. El medio ambiente es uno de los tres temas principales en cual podremos crear un impacto importante. Sobre todo nos preocupa como la agricultura mundial afecta al medio ambiente en general y contribuye al calentamiento global en particular. Hemos desarrollado soluciones para reducir el impacto de carbono que deja la industria, igual que el impacto negativo que dejan las actividades humanas en el ambiente urbano.

El desafío global

Actividades humanas afectan el medio ambiente y crecimiento y urbanizaciones desafían la sostenibilidad. Uno de los desafíos globales es crear un crecimiento verde en una economía con bajo impacto de carbono. Una contribución importante sería hacer que el sector agrícola dejara de ser productor de emisiones de bióxido de carbono a ser un factor negativo en ese aspecto. 

Expansión de los campos cultivados es el origen de las emisiones de gases invernadero de la agricultura. Se generan al cambiar el uso de suelo y también tiene un efecto negativo por la pérdida de biodiversidad. La manufactura de fertilizantes minerales emite gases invernadero, pero también son importantes en limitar la expansión de los campos cultivados. La aplicación de los fertilizantes también presenta un reto ambiental, ya que lixiviación de nutrientes a los cuerpos de agua puede causar una sobrecarga que pueda dañar ecosistemas acuáticos igual que reducir la calidad del agua en el manto acuífero. 

Otras actividades que también causan emisiones y contaminación, son las emisiones de gases dañinos de la industria y el transporte, incluyendo óxidos de nitrógeno (NOx) provenientes del uso de hidrocarbonos de origen fósil en el transporte, generación de electricidad y producción industrial.

La respuesta global 

Un crecimiento sostenible global requiere que se cuiden muchos aspectos del medio ambiente. Enlaces entre la producción de alimentos y el cambio climático pueden ser un acercamiento para responder a los temas ambientales globales, incluyendo los de biodiversidad y contaminación. Una reducción en el calentamiento global es la meta, y en el caso de la agricultura los mayores contribuciones serían mejorar la productividad agrícola y aumentar la eficacia del uso de los recursos. 

Mientras la respuesta de la política global al cambio climático sigue esquiva, se han diseñado e implementado varias acciones, sobre todo en la cadena de valores de los alimentos, con el fin de promover la agricultura sostenible y reducir el impacto de carbono. 

Varias economías mayores han respondido contra las emisiones dañinas de NOx imponiendo restricciones fuertes como un llamado a soluciones para reducirlas.

El impacto de Yara

Yara ha jugado un papel activo en los temas relacionados a los alimentos y el clima en la agenda global, y nuestras actividades y desempeño se guían por nuestra política HESQ. La nueva visión para la agricultura, tiene como fin transformar el sector agrícola mundial al aplicar desarrollo tecnológico y conocimiento como ingredientes claves. 

Para promover el crecimiento agronómico compatible con el medio ambiente y el clima, hemos entrado en asociaciónes con el fin de aumentar la productividad y los ingresos de los agricultores mientras se reduce el impacto ambiental. Esto se está haciendo dentro de lo que se llama el Corredor Verde en Tanzania. 

Nuestro concepto de nutrición vegetal, apoyado por herramientas agrícolas de precisión, ayuda en reducir el impacto de carbono de la agricultura y aumenta el uso eficaz de los recursos, igual que el uso de nutrientes puros. Nuestros fertilizantes de bajo impacto de carbono se usan en varios cultivos incluyendo papas en el Reino Unido y la producción de jugo de naranja en la Florida, EEUU, con un impacto visiblemente positivo. 

Desarrollando la tecnología de nuestro catalizador de N2O e implementarlo en nuestras plantas de ácido nítrico, hemos obtenido una reducción substancial en gases de invernadero, y la tecnología también se ha hecho disponible a otros jugadores en la industria. 

Hemos desarrollado métodos para reducir emisiones procedentes del uso de fertilizantes minerales, incluyendo escurrimientos y lixiviaciones a cuerpos de agua. Alrededor del Mar Báltico hemos participado en una colaboración multilateral donde presentamos soluciones múltiples usando yeso para atrapar fósforo en el campo, previniendo una lixiviación. 

Yara ofrece una gama importante de soluciones que reducen los efectos negativos de la polución. Estas incluyen soluciones para la disminución de óxidos de nitrógeno (NOx) para control de olores que tienen que ver con el sulfuro de hidrógeno (H2O) en el tratamiento de aguas residuales y prevención de corrosiones. NOx y H2S son ambos dañinos a la salud humana y el medio ambiente. 

Yara aplica sus actividades principales para encontrar soluciones a temas relacionadas al medio ambiente, creando un impacto a través de: 

  • La tecnología catalizador de N2O: Nuestro catalizador reduce el óxido de nitrógeno de las plantas de ácido nítrico con hasta 90 por 100. 
  • Fertilizantes de bajo impacto de carbono: Tenemos una gama de fertilizantes a base de nitratos con bajo impacto de carbono, igual que otra gama de fertilizantes con un certificado de Bajo impacto de Carbono. 
  • Desarrollando soluciones apoyando los esfuerzos de nuestros clientes para mejorar el desempeño ambiental, tales como optimizar las aplicaciones de fertilizantes y limpiando el NOx de los gases de escape de los vehículos.